La malnutrición afecta casi a la mitad de los beneficiarios

Desde el año 2018, el área de nutrición del Banco de Alimentos realiza mediciones antropométricas en los niños que asisten a las organizaciones beneficiarias, con el fin de conocer su estado nutricional. Los resultados obtenidos permitirán realizar un seguimiento a la población y así llegar a un abordaje integral de la problemática detectada.

En 2019 se realizaron mediciones a 3309 niños, niñas y adolescentes entre 1 y 18 años, pertenecientes a 105 organizaciones sociales que reciben alimentos de la fundación.

Luego de la recolección de datos, se realizó la valoración antropométrica utilizando las tablas de talla para la edad (T/E) e índice de masa corporal para la edad (IMC/E) de la Organización Mundial de la Salud y  la Sociedad Argentina de Pediatría (OMS Y SAP) para determinar el estado nutricional de los NNA mayores a 1 año, mientras que los niños/as menores a un año, la valoración antropométrica se realizó con las tablas de peso para la edad (P/E) y talla para la edad (T/E), (OMS Y SAP).

Para entender mejor los resultados cabe destacar que, según los parámetros de la OMS, es de esperar que en una población se encuentre un 75% de NNA eutróficos, un 10% de malnutrición por déficit y un 15% de malnutrición por exceso.

Resultados obtenidos

Las mediciones arrojaron que el 52% de la población se encuentra en un peso saludable para la edad (eutrófico), mientras que el 48% presenta malnutrición. Cuando se habla de malnutrición, se refiere a condiciones biológicas que se pueden dar por el exceso o la insuficiencia de nutrientes en la dieta habitual  (bajo peso con baja talla, bajo peso, sobrepeso y obesidad).

Del 48% de beneficiarios con malnutrición, un 20% de los niños valorados presentan obesidad, un 20% sobrepeso y casi un 7% padece malnutrición por deficiencia de nutrientes.

Es importante destacar que hay dos grupos etarios que presentan resultados que se consideran de suma importancia a la hora de realizar intervenciones nutricionales. El primero son los niños/as de 1 a 2 años, donde la cantidad de los mismos con malnutrición por exceso se encuentra muy elevado, y esto podría generar repercusiones a futuro. El segundo grupo, son los niños/as de 6 a 11 años, donde la malnutrición por exceso supera a los otros grupos, y es ésta etapa en donde se afianzan todos los hábitos alimentarios aprendidos por el niño.

Consecuencias de la malnutrición en la infancia

Niños, niñas y adolescentes con malnutrición por exceso tienen mayor riesgo de presentar enfermedades crónicas (enfermedad cardiovascular, ciertos tipos de cáncer, diabetes y asma) en la edad adulta, aunado a elevada mortalidad por estos problemas de salud.

El principal problema radica en que, aproximadamente el 80% de los niños con obesidad seguirán sufriendo éste problema cuando sean mayores, de acuerdo con el Área de Obesidad de la Clínica Universidad de Navarra. Tanto la obesidad como el sobrepeso,  causan la muerte de alrededor de 41 millones de personas cada año en el mundo en forma directa o indirecta, asociadas con enfermedades crónicas no transmisibles.

La probabilidad de que un niño obeso se convierta en un adulto delgado es de  1 a 4 si disminuye de peso antes de la adolescencia, y de 1 a 28  si se mantiene obeso hasta terminar su crecimiento. Es por esto que se destaca la importancia de realizar actividades de prevención de la malnutrición y promoción de la salud, diagnóstico temprano y tratamiento oportuno del sobrepeso u obesidad.

Ver informe completo

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *