Entradas

Familias que volvieron a la mesa

El programa Familias a la Mesa  acompaña y asiste a familias vulnerables, que se encuentran en riesgo social y que tienen niños de temprana edad, partiendo del rol de la familia como primer ámbito de socialización y principal sostén de vínculos.

En 2019 se está llevando a cabo el programa en tres comunidades:

  • Villa Revol, 16 familias.
  • Guiñazú, 14 familias.
  • Chacra de la Merced, 21 familias.

En total, son beneficiarios directa e indirectamente del programa Familias a la Mesa 204 personas

Además,  se llevaron a cabo 4 talleres en cada barrio. Cada uno de estos talleres fue dictado por profesionales que brindaron sus servicios. De esta forma, se busca promover que las madres incorporen a su realidad cotidiana las herramientas que se brindan y que pueden, incluso, llegar a significar una salida laboral para las beneficiarias.

Este punto es de vital importancia, ya que el 79% de las madres beneficiarias no se encuentran trabajando en este momento y en el 65% de los casos se debe a que no consiguen insertarse en el mercado laboral actual.

Junto con cada taller, se les hace entrega de un módulo de alimentos que busca brindar soporte a la situación económica de cada familia, como así también algunos materiales para poner en práctica lo aprendido en los talleres de cocina.

Luego de transitar más de 2 años en el Programa Familias a la Mesa, los testimonios de las madres beneficiarias destacan que el programa ayudó a reforzar el vínculo familiar, a mejorar el diálogo en la familia y les dio la posibilidad de aprender a cocinar, como también mejorar la variedad de comidas a preparar.

A su vez, gracias al programa se han visto modificados otros aspectos en la vida de las madres; como una mejora en su economía; la posibilidad de ahorrar, compra de nuevos muebles o materiales y la mejor selección y utilización de alimentos para sacarles su máximo provecho. La gran mayoría manifestó poder acceder a alimentos que con anterioridad no podían.

De esta forma vemos cómo Familias a la Mesa -además de reunir a los miembros que la integran-  brinda respuesta a un amplio espectro de necesidades que van mucho más allá de los talleres de cocina, los módulos y los encuentros.

 

Así trabaja el área social

¿Cuántos y quiénes son nuestros beneficiarios? ¿En qué barrio viven? ¿Cómo trabajan nuestras organizaciones? ¿Cuál es su servicio principal? ¿Les sirven los alimentos que retiran del Banco?

Les presentamos el informe del año 2018 del área social, cuya responsable es la Lic. Sofía Orellana. Ella junto a voluntario/as realizan visitas periódicas a cada organización receptora, al menos dos veces en el año.

Por otro lado, el área recibe las solicitudes de incorporación, las evalúa y puede dar de alta o baja una organización, y así formar parte de la red de entidades que asiste el Banco de Alimentos.

Asimismo, tiene la responsabilidad de coordinar talleres y capacitaciones dirigidas a los referentes, para que se pueda dar un mejor aprovechamiento a los alimentos entregados. Y lleva adelante el programa “Familias a la mesa”, con la misión de recuperar el espíritu familiar a través de la comensalidad.

El área social no sólo realiza el seguimiento de las organizaciones y beneficiarios, sino que busca acompañarlas, ofrecerles herramientas para su crecimiento y desarrollo. Va más allá del alimento, para que la inserción social sea  efectivamente una forma de romper con la desigualdad.

Ver informe del área social 2018