Entradas

Crece el hambre en América Latina ¿qué hacer?

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) publicó recientemente un informe que refleja la situación de la seguridad alimentaria y nutrición en el mundo. Las conclusiones son poco alentadoras: durante 2019 47,7 millones de personas se vieron afectadas por el hambre en América Latina y el Caribe.
La cifra resulta más que preocupante, porque es el quinto año consecutivo en el cual aumenta este indicador. De continuar con esta tendencia, será imposible de alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible 2030, que persigue la erradicación del hambre por completo para ese momento.
Según el balance, el 7,4 por ciento de la población de Sudamérica en estos momentos se enfrenta al hambre y para 2030 el porcentaje subirá al 9,5 %. Cabe destacar que este informe no tiene en cuenta la crisis mundial por el coronavirus, por lo que la situación puede ser aún peor.
Ya es sabida la triste historia de desigualdad que afecta a nuestro continente, en donde se presenta -hoy más que nunca- esta paradoja: América Latina es una de las despensas de alimentos para el mundo, pero no puede alimentar a su población más vulnerable.
La pregunta ¿qué hacemos para evitar la inseguridad alimentaria? se responde automáticamente con un rotundo “dieta más saludable para todos”. Pero esto nos enfrenta a otra situación: el costo económico de una dieta saludable actual, supera el umbral internacional de la pobreza, lo cual la hace imposible de adquirir para la población pobre.
El problema del hambre no se trata de una cuestión de productividad, sino un grave problema de pobreza, desigualdad, crisis económicas, conflictos y más. Por lo tanto, su solución depende de un enorme compromiso de todos los sectores.
Los bancos de alimentos están trabajando desde hace tiempo en este sentido.

En el mundo, los bancos de alimentos luchan contra los efectos del coronavirus

La fundación Banco de Alimentos Córdoba integra la Red Global de Bancos de Alimentos (Global Foodbanking Network o GFN, por sus siglas en inglés), que en la actualidad está formada por 943 bancos de alimentos en más de 40 países. Esta organización se convierte en la red privada para la lucha contra el hambre más grande del mundo. Su apoyo internacional consiste en asesoramiento general, financiamiento a los diferentes programas, asistencia técnica y distribución del conocimiento.

Desde la GFN advierten sobre los efectos que la pandemia está causando alrededor del globo: “Antes del coronavirus, 820 millones de personas en el mundo padecían inseguridad alimentaria. En algunos meses, ese número podría duplicarse”.

“El Covid-19 impacta en nuestro medio de vida. Más de un tercio de los trabajadores en el mundo están desempleados debido a la pandemia, según la Organización Internacional del Trabajo. Esto, combinado con el hambre crónico y la pobreza, está elevando a la demanda del servicio de los bancos de alimentos a niveles sin precedentes.”

Con respecto a la región la GFN es contundente, ya que más de la mitad de los bancos de alimentos que integran la red, funcionan en Latinoamérica. Allí es donde las medidas necesarias para contener el virus, están teniendo efectos devastadores en las familias con bajos ingresos. “Las noticias son abrumadoras, y son sólo el comienzo. Una vez que lo peor de la pandemia pase, los países con menos ingresos necesitarán apoyo significativo para estabilizarse y reconstruirse.”

Los bancos de alimentos están viendo un crecimiento abrumador de su demanda, ya que se encuentran en la primera línea de esta crisis global. En este sentido, la GFN brinda apoyo crucial e importantes canales de comunicación para preparar y responder a esta necesidad. La coordinación internacional es clave para el éxito, por eso hace llamamientos al sector privado, al gobierno, corporaciones, fundaciones y otros donantes de alimentos.

Advierten desde la GFN que “mientras el Covid-19 rápidamente se propaga por el mundo, las investigaciones sugieren que la caída económica de la pandemia amenaza con crear una “nueva era” de pobreza, poniendo en riesgo décadas de progreso. El Covid-19 también amenaza el logro de los ODS para el año 2030, específicamente el fin de la pobreza y el hambre cero”.

Conocé más sobre el trabajo de la Global Foodbanking Network y su respuesta a la crisis por el Covid-19 en https://www.foodbanking.org/es/

Mercado Libre se une a la Red de Bancos de Alimentos en campaña de donación

Mercado Libre se une a la Red Argentina de Bancos de Alimentos en campaña de donación para comedores.

Es para recaudar fondos para colaborar con la alimentación e higiene en más de 3.400 comedores y organizaciones comunitarias de todo el país.
Mercado Libre aportó el equivalente a 3.000 kilos de alimentos y 1.300 kits de higiene.

En el marco de la situación de aislamiento social, preventivo y obligatorio establecida por el gobierno nacional, Mercado Libre se une a los Bancos de Alimentos a través de una campaña de donación que busca recaudar fondos para colaborar con la entrega de alimentos y productos de higiene a 3.400 comedores en todo el país, que asisten a más de 490.000 personas en situación de vulnerabilidad social.

A través del link https://www.mercadolibre.com.ar/l/codo-a-codo-donaciones, cualquier persona puede donar $300, $500, $1.000 o $2.000 por medio de Mercado Pago utilizando dinero en cuenta, tarjeta de débito o crédito.
Por su parte, Mercado Libre aportó el equivalente a 3.000 kg de alimentos y 1.300 kits de higiene para multiplicar las donaciones.
Esta campaña se suma a una serie de medidas implementadas por Mercado Libre y Mercado Pago para apoyar a sus usuarios y colaboradores en este período de distanciamiento social en toda la región:
Incluimos las recomendaciones de la OMS en nuestra plataforma
Eliminamos las comisiones para la venta de productos de primera necesidad
Monitoreamos y moderamos precios de alcohol en gel y barbijos
Ofrecemos descuentos con pagos QR en farmacias
Seguiremos comprometidos en acompañar y apoyar a nuestros usuarios, colaboradores y a todos los argentinos con distintas iniciativas de prevención, solidaridad y consumo responsable.
Por su parte, la Red de Bancos de Alimentos de Argentina, agrupa a los Bancos de Alimentos en 14 provincias del país. Su misión es lograr una Argentina bien nutrida y sin hambre, evitando el desperdicio de alimentos.
#CodoACodo
#MeQuedoEnCasa