La tarea del Banco de Alimentos Córdoba consiste en solicitar la donación de productos alimenticios, recibirlos, almacenarlos y luego distribuirlos a centros asistenciales debidamente acreditados. Brindamos un servicio de eficiencia, que recolecta y redistribuye alimentos aptos para el consumo humano que las empresas no pueden colocar en el mercado por diferentes problemas o un nivel menor del estándar de calidad que ellas mismas se imponen.

Para asegurar la transparencia de la distribución de alimentos, realizamos auditorías periódicas a las entidades receptoras, ayudándoles a cumplir un mínimo de requisitos para el mejor aprovechamiento de los alimentos donados.

Además de alimentos, el Banco recibe donaciones de materia prima –que se canjean por producto terminado–, dinero en efectivo –que tiene como función cubrir los gastos operativos– y todo tipo de servicios que puedan contribuir a su mejor funcionamiento –transporte, asesoramiento, impresión, diseño, etc.–.

Calidad

El Banco de Alimentos posee la certificación  IRAM  NM 324:2010, de Buenas Prácticas de Manufactura (BPM).

La certificación alcanza  la recepción, clasificación, almacenamiento, fraccionamiento y despacho de alimentos a organizaciones civiles. De esta manera, podemos garantizar la seguridad alimentaria en todos los productos que se reciben y entregan.